Junta Ejecutiva



Convenio INTI - CAPC


Convenio entre el INTI y el Colegio de Arquitectos para promover la bioconstrucción

El Colegio de Arquitectos de Córdoba y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial acordaron objetivos de trabajo conjunto para contribuir al desarrollo sustentable de la sociedad, desde la arquitectura. En este marco, un grupo multidisciplinario realizará la bioconstrucción de un Salón de Usos Múltiples Experimental (SUME) en el predio del Centro INTI-Córdoba.

A través del convenio se plantea el trabajo conjunto en procesos de investigación, desarrollo e innovación basados en el uso de materiales naturales y alternativos en la construcción, fortaleciendo eco-industrias, empleos verdes y nuevos servicios asociados al hábitat sustentable, generando procesos innovadores de desarrollo local y estimulando las economías regionales. 

En el marco del acuerdo firmado se encuentran en desarrollo distintos proyectos con un alto grado de innovación. En primera instancia, se busca generar un modelo de gestión inter-intrasectorial asociativo para la producción del hábitat sustentable, así como lograr un desarrollo conjunto de políticas públicas a través de un ciclo participativo que reúna al sector público, privado y académico para la promoción y el fortalecimiento de la bioarquitectura.

Este enfoque se hará concreto con la bioconstrucción de un Salón de Usos Múltiples Experimental (SUME) en el predio del Centro INTI-Córdoba, diseñado participativamente por profesionales del grupo de Bioconstruccion –Bioma del IAS junto a estudios de arquitectura locales, organizaciones de la sociedad civil, la Universidad Nacional de Córdoba, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y el INTI, a través de sus centros de Construcciones, Energía, Energías Renovables, Madera y Muebles, Córdoba y el Programa de Tecnologías Sustentables.

Este módulo funcional, demostrativo y medible fue pensado haciendo especial énfasis en materiales y sistemas constructivos, agregando valor a los recursos naturales locales, con diseño bioclimático para lograr un edificio de máxima eficiencia energética y considerando su desempeño ambiental a lo largo de todo su ciclo de vida.

Al mismo tiempo se está elaborando un Manual de Bioarquitectura que aborda la temática desde la conceptualización hasta el desarrollo de buenas prácticas y fichas técnicas específicas.  En línea con esta actividad, la construcción del SUME será una experiencia que generará contenidos para enriquecer el manual. El INTI se ocupará de sistematizar los nuevos contenidos y la documentación técnica generada a partir del SUME, así como también del modelo de gestión participativo. Con este documento se busca tanto la obtención de un insumo técnico, conceptual y pedagógico con validación institucional -en formato de guía técnica de buenas prácticas para la bioconstrucción- como la difusión masiva del tema. Los profesionales encargados de su creación afirman que será accesible y de fácil lectura, con información sistematizada para su aplicación, desarrollo y generación de microemprendimientos y empleo regional, amparándose en normativas y referencias nacionales e internacionales. 

A través de esta herramienta, se pretende llegar a distintos sectores sociales impulsando construcciones de este tipo dentro de los marcos técnicos necesarios y con el respaldo del Estado, profundizando a la par la investigación y puesta a punto de tecnologías y conocimientos vinculados al tema, como los sistemas de eco saneamiento descentralizados. La firma del acuerdo y definición de agenda de temáticas en común fortalece y consolida el hacer conjunto para la producción del hábitat con sustentabilidad. 

Los grupos de trabajo que articulan el hacer conjunto son, por el INTI, la Gerencia de Proyectos Especiales, a través del Programa Tecnologías Sustentables; mientras que por el Colegio lo hace el Instituto de Arquitectura Sustentable (IAS), a través del Equipo de Bioconstrucción y Bioma. Ambas instituciones coinciden en que el hábitat humano es una creación social: las tecnologías, viviendas, barrios, ciudades, planificaciones territoriales y productivas pueden estar pensados, construidos y habitados con patrones de sustentabilidad. 

VOLVER ATRAS

Compartir